Written by wpop

Rosario Alcántara Pérez

Lima, la capital peruana fue el escenario del nacimiento de Rosario Alcántara Pérez el 12 de agosto de 1963. La primera etapa de su vida se desarrolló en el distrito de Comas junto a su padre, quien fuera sargento segundo de la Guardia Civil, y su madre, ama de casa dedicada al cuidado y educación de 5 hijos.

Con ansias de superación estudió a temprana edad secretariado bilingüe en el Colegio Instituto Técnico Superior Argentino entre 1975 y 1980.

Inmediatamente comenzó a laborar en la circunscripción territorial (libretas militares) en 1980. Luego, entre 1985 y 1989 brindó sus servicios en el Centro De Estudios Histórico Militares, y posteriormente en el Ministerio del Interior desde 1989 hasta 1991.

LOGROS EN EL EXTERIOR

A los 27 años Rosario comenzó a cambiar su destino. Así, tras tres días de vuelo, arribó en España un 29 de julio de 1991.

Sus primeros pasos en la madre patria fueron aleccionadores y de sacrificio. Empezó a trabajar como empleada del hogar (doncella) durante dos años al no contar con sus papeles en regla.

El mas hermoso recuerdo que guarda es que la familia para la que laboraba tenia una niña de 9 años a la que le guiaba en sus estudios, también estudió secretariado bilingüe. Además, uno de los hijos radicaba en Estados unidos y Rosario, era la única que podía hacer las llamadas a su colegio para que su jefa pueda comunicarse con el.

Después de trabajar durante dos años más como externa, cuidando personas mayores, y ya contando con sus documentos saneados, tuvo la oportunidad de ser socia en una empresa de envió de dinero en 1995. Este paso sería fundamental para el crecimiento laboral de nuestra connacional, al aprender lo que era esa rama.

En 1997 formó otra compañía con un nuevo socio, hasta que en mayo del año 2000 creó su actual empresa, la que le depararía mejores momentos: Charo´s  Money Express.

Su  compañía, conocida mayormente por las raíces de mensajería de su propietaria, como Charo, se dedica al envío de dinero al Perú. Así, desde principios del nuevo siglo, empezó con una oficina central en Madrid, en la cual tiene a cuatro compatriotas como sus eficientes empleados. Mientras tanto, en el Perú se dispuso una oficina central en el Cercado de Lima.

Posteriormente, el 2005 formó una oficina en Los Olivos, el año siguiente otra similar en San Juan de Miraflores, y el 2007 una más en San Juan de Lurigancho.

Rosario Alcántara señala que su empresa al dedicarse al envío de dinero, quizás sea una competencia para los bancos. ”La diferencia es que nuestro trato es personalizado, atendiendo las necesidades de índole monetaria e informando sobre los trámites de documentos que se hacen a través de la embajada o relaciones exteriores, para invitaciones y reagrupaciones, entre otros”, agrega.

Cabe destacar que el aporte de esta compañía consiste también en traer a España, en diversas ocasiones, algún producto que se necesite del Perú para que sus compatriotas la puedan mostrar. “La papa amarilla, el olluco, la caigua u otro antojo, por ejemplo”. Asimismo, también sirven de orientación en todo lo referente al Perú.

La esforzada emprendedora limeña comparte una reflexión a sus compatriotas que luchan en tierras foráneas. “Lo valioso que mis padres me enseñaron es a superarme y a creer que todo es posible con esfuerzo y ahínco”.

Además, les aconseja a seguir siempre sus sueños, tal como ella lo hizo. “Cuando era pequeña y miraba al cielo, pensaba que algún día viajaría al extranjero. Así, podría ayudar al que lo necesitara, porque eso también es felicidad: el compartir”.

Con esta sensibilidad social, remarca que todos lo que viven en el exterior deberían hacer lo mismo, como una cadena de favores. De esta forma, quizás el mundo seria mejor.